10 convicciones que abrazamos

18 Julio 2019

Estos son algunos de los principios que definen la cultura e identidad de nuestra casa.

Independientemente del equipo en el que servimos, lugar o situación en la que nos desarrollamos, estas convicciones nos identifican

 

1- JESÚS ES NUESTRO MENSAJE
Nuestro propósito es compartir la esperanza que sólo Jesús puede dar. Todo se trata de Él.
¡No somos gente de religión, somos gente de Jesús, y estamos para compartir su mensaje de gracia, esperanza y salvación! Los métodos van a ir y venir, pero nuestro mensaje permanece para siempre.

 

2 - LA IGLESIA ES PARA DISFRUTARLA
No soportamos la iglesia, la disfrutamos, y hacemos que otros la disfruten. ¡Existimos para compartir el mejor regalo que existe!

Por eso tenemos siempre un espíritu alegre, divertido, agradecido y expectante por lo que Dios va a hacer en nuestras vidas y en su Iglesia.

 

3- ESTO ES PARA TODOS
¡La gracia y el amor de Jesús son para todos!
Él tiene los brazos abiertos para cualquiera que quiera acercarse independientemente de su situación, trasfondo, historia o condición.
No incluimos pecados, pero al igual que Jesús, incluimos pecadores de cualquier tipo, como vos y como yo.
En nuestra casa no apuntamos a las personas sus errores, apuntamos a las personas a Jesús, quien nos transforma y nos da una vida nueva y llena de propósito.

 

4- TODOS PERTENECEMOS.
Todos tenemos lugar en la familia, pero ningún lugar es de nadie.
No ocupamos cargos, llevamos cargas juntos.
Cuando entendemos que somos parte del cuerpo ya no se trata de mi lugar en la iglesia, se trata de Su lugar en mi vida, y cuando le doy a Dios el lugar correcto mi corazón pasa a ser por los demás.

El único nombre que realmente importa, el único que se lleva el crédito y la gloria, el único dueño de todo es Jesús.

 

5- ES “NUESTRA” CASA
Es una misma visión que edificamos juntosn.
Sea que vengas hace un día o durante años, ¡perteneces y es también tu casa y familia!
Él te puso en lugares en los que sólo vos podés estar y ser de influencia.
En tu facultad, empresa, familia, iglesia, grupos de amigos, dejá que Dios te use sirviéndolo en cada esfera para llevar la visión adelante y traer transformación.

 

6 - EXCELENCIA

Siempre vamos a dar lo mejor que tenemos.
Hacemos todo lo posible en lo natural para que Dios haga lo imposible en lo sobrenatural, dando lo mejor de nuestros talentos, dones, tiempo, recursos, y poniéndolos de la mejor forma posible ante El.
¡Siempre hay más por hacer, algo nuevo por crear y siempre hay una mejor manera de hacerlo!

 

7- CORAZONES INOFENDIBLES
La ofensa es decisión de uno.

Tengo que decidir tratar a los demás lleno de gracia y amor para no ofender, pero también decido en mi corazón no ser ofendido.

Soy quien Dios dice que soy y tomo la decisión de tener un espíritu inofendible.
No podemos elegir lo que nos dicen, pero si podemos elegir qué hacemos con lo que nos dicen. Tampoco podemos elegir lo que dice Dios, pero si podemos elegir qué hacemos con lo que El dice.

 

8- SOY RESPONSABLE DE MI CRECIMIENTO
Soy responsable de mi crecimiento, y cuando crezco, crecemos.
 Me alegro cuando el otro avanza, porque de esa forma avanzamos todos, somos parte del mismo cuerpo.
Entre todos nos ayudamos, animamos y levantamos, pero tomo la responsabilidad personal por mi crecimiento en todo lo que Dios me llamó a ser.

 

9- LENGUA POSITIVA
Jesús siempre habla palabras de vida sobre nosotros.
Cada palabra que hablamos es para construir, edificar, animar y alentar.
La Biblia dice que "en la lengua hay poder de vida y muerte", nosotros elegimos traer vida.

 

10 - ABRAZAMOS EL CAMBIO
Lo único permanente es el cambio, y tenemos que ser el cambio que queremos ver.
Los principios son eternos, pero las formas no.
Tenemos que estar dispuestos a cambiar cualquier cosa que no sea el evangelio para hacer relevante a Jesús.
Estemos dispuestos a abrazar el cambio de estructuras y métodos para compartir un mensaje que nunca cambia.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.